martes, 30 de octubre de 2007

No hay nada más noble, sano, fuerte y útil que un buen recuerdo de la infancia.

Los recuerdos siempre son tristes porque evocan un tiempo que no volverá a ocurrir. Pero al revivirlos vencemos al pasado. Invito a que compartan el primer recuerdo que se les venga a la cabeza de su infancia, no tal vez el más importante, sino el primero que aparezca.



El mío: El Show de Carlitos Balá en el teatro. (OK, ya no me cocino al primer hervor)

Al fin y al cabo somos aquello de lo que nos hemos reído y llorado. El pasado no existe, el futuro tampoco, lo único real es este instante.

Porque para sentirse mal, más vale recordar a un abuelo querido ausente que el porcentaje en un resultado electoral.

67 gronchos opinaron antes que vos :

Anna Blume dijo...

Lo bueno de tu blog es que siempre me sorprendés. Cuando entro pensando que vas a escribir u opinar sobre algo, salís con cualquier cosa.

Es bueno recordar a partir de queé cosas somos lo que somos.

Lo que se me ocurrió ahora es un viaje que hice con mis viejos y hermanos a San Juan y otras provincias cercanas, un verano que hacían 50 grados, todos los puetábamos, pero él en su camioneta Estanciera nos hizo conocer medio país.

Gracias!

Cortines dijo...

Revivir al pasado es vencer a la muerte.

El mío: cuando fui con mi hermanita a un campamento a Córdoba, nuestro primer viaje solos. Ahora hace 15 años que no la veo.

Me vas a hacer llorar hijo de puta

DonGato dijo...

Tal como dijo un compañero de trabajo: "la c... del pato"...

Siempre tenes esa forma de hacernos sentir melancolicos a esta temprana hora de la mañana...

Pero tenes razon: un buen recuerdo borra otros instantes malos... y eso me trae a colacion a Carlitos Bala y el chupetometro, ese coso plastico transparente lleno de chupetes (con el de mi hermanito adentro) todos babeados... era re lindo... y sano. Muy sano... ahora, como comparativa, para "entretener" a la familia, tenemos bailando, patinando, cantando y toda conjugacion de verbos que se les ocurra por un sueño... iguales, no?

En fin... El mio, cuando mi vieja me recago a pedos porque me sintio olor a pucho... y mi mama y mi papa fumaban a dos manos... pero igual, le hice caso porque era mi mama...

Saludos, Groncho, buen dia...

Anónimo dijo...

La veces que iba a pescar con mi papá al río en el Samborombón, dos días, carpa, asado, tardes enteras de charla.

Macu dijo...

Extraño a mi perro con el que pasé mi infancia. En realidad extraño mi infancia, dónde estaban, entre otros, mi perro Manguera.

m. dijo...

qué horrible groncho lo primero primero primero que me vino a la cabeza fue HEIDI!! Ahora pienso algo más cool y vuelvo.

Chequeando... dijo...

Tenía más pelo y menos panza, y pensaba que la Argentina terminaba más o menos en Magdalena.

m. dijo...

bueno, el mejor recuerdo que tengo de mi infancia, creo, es la placita de la estación Florida (Mitre), y también, por qué no, los domingos en la isla de Apelma, en el Tigre, con mis hermanos y otros tres hermanos que eran amigos nuestros. No son mediáticos, sorry. Uno malo: cuando era chiquita y me encatzé en que quería el libro gordo de petete y resultó una porquería,qué manera de llorar.

Maguila dijo...

No tengo recuerdos puntuales, solamente el departamentito chico en calle Montevideo, el guardapolvos blanco un triciclo, piluso, margarito tereré y galletas compradas por kilo para la merienda.

m. dijo...

comparto el recuerdo de anna blume, pero con un renó 12.

pato dijo...

Ufffffffffff, cuantos recuerdos!

Uno que siempre llevo conmigo, las Navidades en lo de mis abuelos.
Tenían una casita en Nuñez con un jardín como un pañuelo. Entre el lío de plantas del fondo asomaba un jazmin lleno de flores todos los diciembres.

La casa y mis abuelos ya no están, pero siempre que huelo a jazmines, vuelvo a estar ahí, como si el tiempo no hubiera pasado.

La vida era una fiesta.

El mundo era perfecto, porque entraba en una casita de Nuñez con un jardín como un pañuelo y una planta de jazmín.

En fin, gracias por el viaje, valió la pena.

Stella dijo...

Me hiciste acordar que me quiero ir de vacaciones a Cordoba como cuando era chiquita!!!!
Ufa!!

Belo dijo...

Vivia en lugar con varios edificios, cerrado, bajabamos despues de las 4, ensayabamos obras de teatro (que yo escribia y las dirigia, era la mas grande del grupo) despues invitabamos a los padres, las exponíamos en la plaza que estaba al medio del complejo, y pasabamos la gorra! Era genial.

Pato Lucas dijo...

Recordando la infancia, y asociandolo con Bala...

Mi "debut televisivo", en Canal 2, en sus estudios de la calle 36, nada mas y nada menos que con... El Capitan Piluso! :)

Si, participe y me gane un cuentito. Donde quedaron esos concursos infantiles donde TODOS ganaban?

Y no quiero terminar el comentario sin recordarlo a Coquito.

Fede dijo...

Me acuerdo hace unos 10 años, cuando el circo de bala vino por mi zona y lo jui a ver con mi abuela, y con mi hermano le sacamos la poca plata que tenia en golosinas.

No quiero crecer mas...

capitanfla dijo...

Recuerdo que salía corriendo de mi escuela primaria (doble escolaridad, una prisión con salida transitoria, al menos para mí), para llegar a tiempo a ver ROBOTECH.
Una serie de animé, que a pesar de parecer tonta, me enseñó muchas cosas.

Saludos.

Renegado dijo...

El olor de las madreselvas en ls noches de primavera, allá en Magdalena, cenando afuera con mi familia viendo los bichos de luz volando en el parque.
Eso me hacía sentir felíz cuando era chico.

Me deprimí.

Victor dijo...

Es un Grande Carlitos Bala! ... Yo lo adoro, estaba totalmente de la croqueta, surrealista. Si lo pones hoy en TV hace 20 puntos (a la noche)

Leí por ahí que lo escracharon por algo con el Proceso? Sera posible? A ver si lo acusan de apropiación ilegítima de niños...

rodolfo dijo...

a mi carlito no me movia una fibra, no asi el chavo que todavia me gusta, la pantera rosa, despues veia un monton de series de mierda el increible hulk, la isla de gilligan, blanco y negro, el auto fantastico. Y un recuerdo de infancia es colgado de un arbol comiendo moras o nisperos, jugando al futbol en las horas libres del cole, jugando a la escondida con los pibes del barrio hay no puedo mas se me pianta el lagrimon

Todos Gronchos dijo...

Los veranos me pasaba los tres meses en Mar del Plata; vendía huevadas hechas de caracoles que compraba al por mayor, vendía y cambiaba revistas usadas en la rambla y cuando venía floja la tarde, salía a vocearlas por la playa Bristol.

Los días de lluvia armaba mi puestito en la ahora peatonal San Martín. En carnaval vendía nieve. Un emprendedor abosoluto a los 10 años, pero claro, era la Argentina Potencia de los 70.

Me gustaba más la plata que el dulce de leche.

Mi vieja tomaba sol desde las 09.00 hasta las 19.00, así está ahora...

Observador metacrítico dijo...

Mis hermanos y yo íbamos a hacer yudo al Sindicato de Comercio de Córdoba.

Hacer yudo hace 20 años era más chic que los que ahora van a aprender a patinar sobre hielo.

Pelotudos hubo siempre, lo que cambia es la tecnología.

Camila Pincha dijo...

En 1983 acompañé a mi viejo a votar, me hizo entrar al cuarto oscuro, agarró lña Lista 2 de Luder y Hermino, la metió en el sobre y votó.

Cuando salíamos de la escuela lo ví pucherear de emoción por la democracia, por el peronismo, por lo años que venían y los que habían pasado.

Tenía nueve años y no fue la única vez que ví a papá emocionarse, pero hoy al lado de muchas viejas chotas protestando en las filas de votación (incluso yo misma histérica por la demora) adquiere una dimensión muy precisa de cómo los sueños de muchos se hicieron pelota en estos 25 años.

Me puse seria.

Anónimo dijo...

Extraño las golosinas de los 90, los viajes, la buena vida.

Era chica y encima estaba el uno a uno.

Me quiero matarrrr

condarco dijo...

Yo pensaba que el dinero lo traía mi papá de acuerdo a lo que necesitáramos.

Que lo tenía en otro lado por comodidad.

Dónde quedará ése lugar????

NeoSatan dijo...

Excelente el anterior y este.
Porque no todos, un arroba de oro no alcanza.

Aunque hay varias decadas de diferencia a mi tmabien me viene en recuerdo Carlitos, pero por la tele.
Si de chico tenia su corte de pelo.......

Nefastas dijo...

carlitos, margarito, flavia y hasta las trillizas de oro...todo está ahí en el baúl.
infancia, verano, casi siempre en la pcia de origen, con pandilla cual verano azul.
vendiendo rifas para sortear tortas que hacíamos, fiestas de disfraces, cumpleaños, siestas interminables, carnavales arriba de camionetas tirando bombucha mexicana...y luego la evolución a la manzanita con sal.
dioss, qué recuerdos.

Ricardo T. dijo...

Cuando era chiquito, mi abuelo que era tradicionalista, me vestía de paisano, con bombachas, chaleco y rastra y me llevaba a todas las fiestas existentes en la provincia de Buenos Aires.

Los dos con sombrero y nuestros facones eramos los dueños de la pampa húmeda aunque viajáramos en un Renault 4 azul.

Anónimo dijo...

Que recuerdos! Saltar a la soga en la calle de tierra, tomar mate en la vereda hasta la medianoche en el verano, jugar al carnaval con todos los vecinos (grandes y chicos) con las bombucha, tomar vascolet en la merienda. Me acuerdo el día que mi hermano me regalo un libro re-grande del Topo Gigio escrito en castellano e ingles. Las vacaciones en el campo de mi abuelo en Entre Rios

Lola dijo...

Los sea monkies que no me nacieron.

Me prometieron miles y no salió ninguno (¿Habré cometido una masacre involuntaria o era verso?)

Celeste_cele dijo...

Cuando mis viejos me regalaron mi primera computadora pensé que me moría de la alegría.

Después la alegría de enseñarles a ellos a usarla, previo explicarles para qué servía.

Gracias gronchín!

Gabi dijo...

Infancia tirando a una porquería, no les voy a mentir, pero sin pensar mucho recuerdo:
Las aulas y el patio de la escuela Marcelo T. de Alvear de Av. La Plata y Alberdi.
Olor a pisos de madera, plastilina, tizas, cuadernos.
Patio con baldosines cuadriculados que te pelaban las rodillas hasta el hueso si te caías.
Partidos de quemado descomunales, multitudinarios, homéricos.
Papel canson, papel crepé, marcadores sylvapen con cajita plástica, cartuchera, mil colores: dibujar, pintar, ilustrar, dibujar más y más.
Bolsita azul con el nombre bordado, con delantal para el comedor, jabonera, dentífrico todo aplastado, cepillo. Bolsita rellena con porotos y/o arroz. Vasito plegable, hecho con aros concéntricos de plástico y tapita.
¿Alguien tiene todavía el vasito?

La Mascarada dijo...

Sr. Groncho le pido que pase por éste post que hay una sorpresita para usted, es humilde pero con mucho cariño!!!

Besooooooooooooooooooooooo!

http://afueravivianacanosa.blogspot.com/2007/10/mi-deux-premiada-por-amigos-bloggers.html

Bruno dijo...

Usted no se cocerá en un hervor, pero yo tambien fui a ver a Carlitos Balá al teatro. Es más mi último chupete fue a parar al chupetómetro.
Después ttuve la suerte de que mi abuelo alquilaba una carpa al lado de la de Carlitos Balá en el Torreon del Monje, la envidia de unos cauntos chicos.
También recuerdo de haber mandado una caja de zapatos decorada, que para mí era el Señor Televisor, al programa de Flavia Palmiero. Cuando no nos dábamos cuenta de lo buena que estaba.
Aunque después de que la toco Franco, no calienta ni una pava.
Y así crecí entre Transformers, He-Man, Plaza Sésamo, Pitufos y Supercampeones. Volver al Futuro, relojes calculadora.y reglas tridimensionales.

CLAUDE CONTIN dijo...

A mí el pirmer recuerdo que me surge es una tarde en el río a dos cuadras de mi casa. Yo tenía 11 años y estaba con mis hermanos y mis amigos. Acababa de anochecer y el agua estaba tibia (era verano). El río estaba bajando y la corriente iba fuerte y rápido. Justo pasaba un tronco por el agua y nos agarramos de él y nos fuimos como dos kilómetros río abajo. Fue algo muy placentario (de placenta, no escribí mal). Bah, qué tanta modestia ni ocho cuartos: fue perfecto.

Laucha maicera dijo...

Me encanta este blog, cómo no lo descubrí antes????


El primer recuerdo que se me vino a la cabeza cuando leí el post fue una mañana de reyes, abriendo regalos, toda la familia junta.

Sañudos a todos y gracias por compartir estos comentarios

Bugman dijo...

El día que los Reyes Magos me trajeron mi primera cámara fotográfica! Una Leduc 127. Yo tenía 7 años, creo.

rinôçérôse dijo...

Todos los recuerdos que tengo de mi viejo que se fue hace 3 meses.

Fue un grande que la luchó toda su vida y siempre estuvo en contra de este sistema de mierda en este país del orto, le pasaron miles y tuvo que pagar por buenos problemas de los demás.

Al menos me reconforta que no va a tener que sufrir el futuro que se viene con la Dynasty K.

F. Fabian dijo...

Los dos frente a frente. Yo extendiedole la mano en una admiracion que dura hasta estos dias. El, agachado mirandome de cerquita y diciendome algo que no recuerdo. Lo veo irse, alto enorme, maravillado.
Asi conoci en una veredita de Constitucion a Pepe Biondi.

OliverX dijo...

Un día temprano, entrando al jardín de infantes, tenía 4 años, me recibía mi maestra jardinera, Paula. Eran los ojos azules más increíbles que había visto, con tan sólo 4 años.
Todavía no puedo olvidármelos.

ena dijo...

Un 17 de agosto (antes las fiestas patrias se celebraban el mismo día...)

Yo vestida de Granadero, odiándo a otra que le dieron el papel de San Martín que tenía que ser mío, mío, mío!!!

Hay odios que te carcomen la vida y no tienen vencimiento

Pedorcho dijo...

Yo extraño el naranju que vendian en la puerta de la escuela que te rascaba la garganta del acido que tenia.

minutouno dijo...

Mi bicicleta Multiuso Aurorita roja, que se plegaba para poder guardarla.

Cada vez que salía me iba hasta las afueras de Rosario pedaleando y nunca pasaba nada.

Ojo que hablo del 85, 86, no de 1822.

Ahora le devuelven los huesos a tu familia en una caja de cartón.

Mensajero dijo...

También estuve en un teatro con Balá, y subí al escenario a bailar tango con mi prima.

OlO dijo...

Merecido homenaje a Carlitos Balá que en cualquier momento se nos va.

Hace un tiempo, no me acuerdo a quién, nombraste en el post y espichó a los dos días...

Ojo con Carlitos, eh!

El Turco dijo...

Recuerdo el día que mi hermano se recibió de médico y cómo mi vieja lloró de emoción y alegría.

Era mi hijo el dotor.

Yo me recibí de arquitecto doce años después y apenas conseguí un plato de comida caliente esa noche.

Gabriela dijo...

yo me acuerdo del Show de Margarito Terere, en el teatro Municipal (B. Bca.) en la entrada regalaban helados Conogol

Mabi dijo...

lo dijiste en el post: mi abuelo querido ausente hoy, pero presente en la evocación.

Argenlibre dijo...

Gracias por Luchar por Una Republica con Progreso para todos.
La Republica perdio una Batalla pero no la Guerra.

Fuerza Argentino, Los Republicanos estamos de Pie y con el Doble de Energias.

Un Gran Abrazo Republicano.

Gracias por Luchar contra los Korruptos, y por querer una Argentina COn verdadero Progreso para todos.

Movimiento Argenlibre

Argenlibre dijo...

Gracias por Luchar por Una Republica con Progreso para todos.
La Republica perdio una Batalla pero no la Guerra.

Fuerza Argentino, Los Republicanos estamos de Pie y con el Doble de Energias.

Un Gran Abrazo Republicano.

Gracias por Luchar contra los Korruptos, y por querer una Argentina COn verdadero Progreso para todos.

Movimiento Argenlibre

Alexandra dijo...

Yo tenía el Bebé de Yoli Bell nuevito y me lo robaron en una plaza.

Mi mamá nunca me creyó, habrá pensado que era como la madre de Maddie en Portugal.

Le voy a preguntar.

Pitty (desde el remis) dijo...

las pajotas con la eroticon...

DonGato dijo...

Che, Groncho... Realmente un viaje total. SInceramente pase para ver si tenias algo como para irme a dormir tranquilo y... la pucha...!! mirá cuantos recuerdos...!! Me vinieron a la memoria muchisimos mas, a raiz de otros...

Increible.

Muchas gracias. Me hiciste revivir la epoca inocente de la infancia.

La puta madre, y todo con una foto...

Un abrazo

Victor dijo...

che, Groncho... no avanzamos nada en el Aroba de Oro, seguimos en la pagina 13 creo.

No poderemos hacer un fraude o algo mas efectivo?

pablobariloche dijo...

la nostalgia es para los pobres y para los debiles.
hay que leer mas a Darwin.

pablobariloche dijo...

a Spencer y a Nitzsche

nomuchodeque dijo...

Noooooooo te puedo creer, groncho yo tambien, lo corri a Carlitos Balá por la Bristol para sacarme una foto con el, es un sol de persona, ya estaba grande pero el pelo impecable, logre la foto.

Mencanto que me hicieras acordar!!!

Besos!!!!!!

Anónimo dijo...

GRONCHO SIEMPRE LEO ESTE BLOG EN SILENCIO (SIN COMENTAR LAS ENTRADAS)PERO ESTO DE LOS RECUERDOS ME HIZO PEGAR UN VIAJE ALUCINANTE POR LA MEMORIA:ENTRE MIS RECUERDOS MAS VIEJOS ESTAN UN VIAJE A CATARATAS EN FAMILIA CON EL FALCON FUTURA DE MI ABUELO,Y LAS CARRERAS ENTRE MI HERMANO Y YO CON TRICICLO Y BICI POR EL INMENSO PATIO DE LA CASA ALLA POR EL ´83 ´84,Y UN POQUITO MAS ACA ´86 ´87 ,LAS TARDES ENTERAS EN EL TALLER DE MOTOS QUE HABIA EN FRENTE DE CASA ENTRE TUERCAS Y FULBITO , LAS CLASES DE GUITARRA EN CASA CON LA SEÑO ISABEL (QUE ESTABA RE-GUENA Y TENIA UN CULO DE ESCANDALO, COSA QUE PROVOCABA LA SALIDA DE TODOS LOS PLAGAS DEL TALLER CUANDO LA VEIAN VENIR.....IM-PRE-CIO-NAN-TE )LOS CARRITOS DE RULEMANES, Y UN DIA QUE CARLITOS BALA ESTACIONO SU CASILLA RODANTE EN LA PUERTA DE CASA (EN MAR DEL PLATA)PORQUE EN VERANO IBA A MORFAR A UNA CONOCIDA PARRILLA QUE QUEDABA EN LA ESQUINA Y ME REGALO UNA FOTO AUTOGRAFIADA QUE AUN CONSERVO....QUE GROSSO GRONCHO, GRACIAS POR EL VIAJE QUE ME HICISTE PEGAR.

Saranda dijo...

Yo en Mar del Plata me senté en la mesa que compartía el boxeador Víctor Hugo Galíndez con cuatro gatos más putarracos qued los que ahora adornan Bailando por un Sueño.

Tendría 8 o 9 años y todos le pe´dian un autógrafo, él me dijo algo y me sentó con las chicas a comer maní.

Era campeón del mundo y charlaba con todos, se sacaba fotos y firmaba autógrafos.

Después lo hizo pelota un auto en una carrera de autos.

Ésos eran ídolos populares, ¿o me van a decir que Nalbandían es un ídolo popular?, apenas un famoso con plata.

saludos amigo

manhattan transfer dijo...

Leer sentado en la galería de la casa de mi abuela dos historietas que salían en Billiken: "Jari y el Campeón de Tenis" y "El Misterioso Coche Número 13". El protagonista y héroe de ésta última se llamaba Michael Vaillante y terminaba ganando las 24 horas de LeMans.
Los cagué a todos. Soy el más viejo pero lejos lejos.

Todos Gronchos dijo...

En estos comentarios vencimos a la muerte, hicimos presentes recuerdos dormidos, y nos emocionamos.

Estamos vivos.

El tiempo no existe.

¡¡¡Gracias!!!

Anónimo dijo...

Hola Sr.groncho,cuantos recuerdos.......soy un poco mas grande que algunos que escribieron aca, por eso yo no corri a Carlitos Bala, pero tengo hermosos recuerdos,las tardes de verano en la puerta de mi casa, sentados en la vereda, era un rito sagrado para mi mama, desde las seis hasta entrada bien la noche (no habia tanto chorro suelto)los domingos el tuco con fideos caseros y toda la familia a comer(18 personas)las fiestas de fin de año, donde siempre era la misma pregunta que hacemos de comer este año??????? Vos venis el 24 o el 31?????? El patio de mi casa con las plantas de mi papa y sus pajaritos bahh que se yo tantos recuerdos lindos.......

Juanita

Alejo dijo...

Mr motoooooooooo!!!! y todos los titanes del ring

La candorosa dijo...

Las aventuras de Hijitussss!!! sombrero sombreritus combiérteme en super Hijitus...
y chucu chucu chucu...

Saludos

(yo tampoco me cocino con dos mango e'leña eh!!!... se habrá notado, ¿verdad?

Saludos

Anónimo dijo...

Lo conocí Super Pibe de Titanes en el Ring en un Hotel de Asunción, tenía a mediados de los 90 una agencia de relaciones comerciales entre Argentina y Paraguay.

Un rata total pobrecito, no supo ahorrar.

Pero quién le quita lo combates victoriosos contra la Momia Negra o Tufi Memet.

no tan iguales dijo...

Tenía tres años el día que nació mi hermana. Llovía como la puta madre, el agua tapaba la mitad de los neumáticos cuando me llevaron a verla. Se hacía de noche, la tormenta hacía mucho ruido y yo tenía miedo.
Un recuerdo de mierda, bah, sobre todo considerando que jamás hemos tenido en común más que nuestros padres.

(OtrosCantares de un) Ojo abierto dijo...

Recuerdo las navidades. La parroquia de mi barrio organizaba todos los años un concurso y premiaba a quien armara el pesebre más original. Con mis hermanos nos esmerábamos juntando ramitas, colocando los personajes, armando muñecos, estrellas. En una oportunidad ganamos. ¿Qué ganamos?. Una gallina, que vivió bastante tiempo en casa (ponía huevos y todo). Mi casa estaba llena de bichos: perros, gatos, un flamenco, teros, y todo lo que se nos ocurriera llevar. Hoy suena excéntrico; ayer era simple, muy simple y natural.

También recuerdo los partidos de fútbol barriales. Mi hermana y yo éramos las menores de los 6 que éramos en casa. Siempre pasaba lo mismo: nos usaban para buscar la pelota que se iba lejos o por alguna casa vecina.

También recuerdo las chozas que armábamos en el terreno baldío que estaba detrás de casa. Arriba del árbol nos habíamos armado una "chocita" a lo Tarzán. Teníamos cuerdas para trepar y allí nos hacíamos picnics.

Y mucho más, así, simple, llenos de fantasía y poco, nada, de televisión.

Nat dijo...

Yo creia, pero lo crei firmemene, que el gordo Porcel vivia en el obelisco...