viernes, 4 de mayo de 2007

El groncho ecologista, como a la mayoría de este país, sólo le importa lo que pasa alrededor de su ombligo. El asadito domingo por medio, 15 días en Mar del Plata, cambiar el autito cada dos o tres años y que sus hijos estudien en la universidad.


Nunca le importó nada, ni en el 76, ni en el 82 u 83. En los noventa creía que eramos del primer mundo porque había golosinas de Suiza y una cartera de marca costaba lo mismo en la calle Florida de Capital Federal que en la Vía dei Corso en Roma.


Se emocionaba con los sopts televisivos de De la Rúa y lo votó contra el caudillismo peroncho de Duhalde; a quién luego le creyó que a los que habían depositado dólares les devolverían dólares.

Ahora cree que la libertad y la democracia están relacionadas con el derecho a votar desde su celular para ver si Nazarena sigue o se va de Bailando por un Sueño.





Se duerme pensando si conviene más ahorrar para comprarse un plasma de 42 pulgadas o juntar para viajar al Mundial de Sudáfrica en 2010.


Pero entre el transcurrir de su vidita simple y lineal, algo se disparó en su interior.

El calentamiento global, el basurero de a la vuelta, las papeleras, el grasa que tira una bolsa desde el auto, algo, no sabe bien qué; pero ahora manda sus 15 pesos vía tarjeta de crédito para los maricones de Greenpeace y corta la ruta los fin de semana largos para protestar.






Está satisfecho, hace algo para dejar a todos nuestros hijos un mundo mejor.

11 gronchos opinaron antes que vos :

María del Carmen Lanús dijo...

Me gustó eso de "no sabe bien qué".
Diste en la tecla con pocas palabras.

Tatín dijo...

Culpa, culpa social, sólo éso.

Mientras tanto, nos rompen la pelotas.

Los peores son los fundamentalistas. Te hacen cargo de la destrucción del planeta porque fumás en el trabajo o no sabés si tu desodorante agrede la capa de ozono.

Anónimo dijo...

Odio a los pelotudos de Brandsen que protestan para no crecibir basura del CEAMSE, pero no tienen problemas de mandar las suya a Ensenada.

fash dijo...

a mi tb me parecen medio boludos, pero tu nota es super ovbia y simplista.
Las motivaciones q tiene la gente para defender una causa pueden ser varias y tan legitimas o no , como cualquier cosas mas o menos "importante" q la gente crea estar haciendo con su vida.
La conciencia social q la izquierda inunnda de floclore barato no es mucho mejor ni mas comprometida

Pitty (desde el remis) dijo...

estas muy inspirado groncho hoy.......

Olga Tuniso dijo...

Yo vivo en Brandsen, no sé porqué se la agarra con nosotros, sabe lo que es vivir al lado de un basurero?

Porqué no se informa mejor antes de opinar gansadas?

Pregunte en Ensenada cómo viven.

Anónimo dijo...

Bien groncho, YO ME CAGO EN LOS ECOLOGISTAS.

Simplemente trato de no joder la vida en el planeta.

JOTAELE dijo...

Me cago en los ecologistas pachamamescos y sanadores espirituales.
TODOS son contaminantes desde el hecho de que modificamos el medio ambiente por mas que vivamos en chocitas de barrito y paja, tuvimos que hacer un agujero para sacar el barrito, cortal el arbolito para hacer el techito, y para la leñita
Hablo en chiquito porque a toda la PELOTUDERIA NEW AGE ECOLOGISTA habla en chiquito porque es mas tierno, abarcativo y contenedor

Antonio dijo...

Deberíamos prohibir las tarjetas de crédito que se usan para donar a Greenpeace , están hechas de plástico que contamina.

Torchi dijo...

La marcha de defensa del sábalo me mató.

Anónimo dijo...

Que limpien el Riachuelo los ecologistas !!!!
Besos. Aleja.