viernes, 13 de abril de 2007

Toma dos micros, el premetro y el subte y en dos horitas está en su trabajo.

Usa la corbata que llevaba en el colegio secundario.

En Movistar le dan cursitos de cómo cagar a la gente, pero él está especializado en cagar a los más pobres e ignorantes.

Gana no más de $ 750 con premios y presentismo, pero siente que tiene una carrera.

En la mesa de los domingos se regodea de lo bestias y negros que son sus clientes.

5 gronchos opinaron antes que vos :

Marela dijo...

Me deprime mucho leer tu blog, sos todo lo poco romántico y desagradable de este país.

Nefastas dijo...

con este post...podemos declararle nuestro amor vía comment?

Anónimo dijo...

Más tristes son los que se sacan la foto frente al espejo, y sale la camarita.

¿No es triste no tener a nadie que te sue una foto cuando te sentís re gato?

Pitty (desde el remis) dijo...

Che ¿que diferencia hay entre sentirse "gato" y "re-gato"?

Anónimo dijo...

También tiene celular con camarita, pero lo paga en cuotas